16/11/16

Para el frío lo mejor el calor

Llega el frío. Y con la llegada del frío, tengo ganas de encender la estufa. Y que mejor que comenzar esta temporada de frío con un calor radiante. Entonces me viene a la memoria de todo tipo de calefacción que he utilizado durante la corta vida que tengo. Y es que cuando vivía en Alcoy utilizaba calefacción centralizada, una calefacción  que para mi verdad es muy cómoda porque era simplemente rodar una palanca y con esta se encendía la caldera y los radiadores y empezaban a irradiar calor. Sí que es verdad que era un calor demasiado sofocante para mí y la utilizaba bien poco la ponía siempre como unos 16 grados para que esta fuese suficiente que caldease todo el ambiente, no me gustaba nada de calor en la habitación para dormir. Con lo cual aprendí a encender unos radiadores y otros tenerlos apagados. Después al utilizar una mejoría en las ventanas, tuve que modelar nuevos sistemas de ventanas, y el resultado mucho menos frío en las estancias de la casa. He probado otro tipo de calefacción o más bien, de tipo de cómo calentarme, por ejemplo un hallar los hallares que van a leña. He probado de cortar mi propia leña de ponerla a medida para que cupiese en la estufa, y esto la verdad es que disfruté muchísimo porque incluso podía decir: ahora voy a hacer un poco de carne o voy a hacer un poco de verdura o incluso pescado. Esto era como pensar: encima puedes calentarte a la hora que poder cocinar.
Después también he probado la estufa de butano. Esto quiero decir que es una estufa convencional de toda la vida, catalítica que se le dice también, y con esta sí que es algo agradable pero no llega a calentar toda la estancia de la casa o de la habitación en sí y la verdad es que para los niños me parece bastante peligroso.
Y después en la que está hoy estoy utilizando actualmente, es una estufa de pellets, esta estufa que se carga con pequeñas virutitas de madera y se va cargando automáticamente, y va haciendo su función de quemado, el calor lo ha esparciendo mediante ventiladores de aire por todas las estancias accesibles a la estufa. Con este tipo de estufa de pellets echo de menos el poder asar la comida o simplemente el poder preparar la leña y poder echarla y poder ver como se quema o incluso poder echar también los papeles que normalmente sobran y tirarlos a reciclar.
Esto es como una añoranza al tiempo pasado de poder estar quemando en un hallar. Es añoranza que me hace recordar cuando estuve en una época viviendo en una casita en un pueblo llamado Lorcha. Una época que recuerdo con mucha alegría también con muchos cambios, también lo recuerdo con mucho aprendizaje y mucho crecimiento personal.
También he utilizado otro tipo de calentador. El tipo de calentador al que me refiero es al de aire. Es como un aparato pequeño que echa aire frío o caliente. Personalmente no me atrae este tipo de calefactor. Lo tengo en casa para utilizarlo ocasionalmente en el baño para mi hijo y mi hija. Para caldear el ambiente en la estancia del baño. Cuando yo voy a ducharme no lo utilizo pues me agobia el ruido y el tipo de calor direccional que lanza.
Y tú? Has utilizado alguna de estas calefacciones? Sabes de algún método de calefacción que no haya mencionado? Si es así me encantaría conocerlo.
Disfruta del día.
Publicar un comentario