3/11/16

Araña con sorpresa


Un día bajé al garaje y me encontré en el último escalón algo negro, pensé... "Un escarabajo muerto... ohhh!" La acción que continuó fue de cogerlo y sacarlo afuera del garaje, para mi sorpresa al acercarme mi mano saltó repentinamente... mi lógica lo comprendió, que bien que mi cerebro reptiliano aún me protege :P
Al darme cuenta más tarde de que no era un escarabajo sino una araña de unos tres centímetros. Fu a observarla de más cerca y todavía había más sorpresa. No se si en la foto se aprecia pero si te das cuenta en el cuerpo de la araña se ve como unos bultitos. Pues esos bultitos resultaron ser muchos hijos e hijas de la araña.
Con prudencia de no hacer un zoológico en casa de arañas la cogimos con un tarro de cristal y la sacamos con mucha delicadeza afuera :D
Publicar un comentario