15/11/16

La mansión

Y es que tenía ganas de ir recuperando pequeños pedacitos de antiguas escrituras y que estas vieran la luz por pequeñas que fuesen, seguramente esta escritura tenga una vertiente un poco macabra y algo exagerada.
Tuve una gran época de mi vida que me gustaba escribir historias e intentaba que aquellas historias acabasen trágicamente para generar emociones de pena. Me movía también el género de terror y miedo y poder con esta respuesta hacer saltar la adrenalina por el cuerpo. Resulta evidente que después de leer este relato he sentido ambas cosas terror y pena. Estaba claro que es lo que quería plasmar, se que es breve y seguramente podría lugar a crear algo más. De momento lo dejo tal como está y quizás si más adelante lo vuelvo a leer me surja alguna nueva tarea para la escritura.
Si quiero comentar al respecto de este pequeño fragmento que está tan simplificado que hasta yo misma me he perdido de cuanta gente hay en la historia, claro queda lo de la niña y el niño. Y denota la poca experiencia en niños tan pequeños, puesto que yo todavía no había sido madre. Desde mi maternidad mi modo de ver la vida ha cambiado bruscamente y tengo que decir que mis escrituras han dado un giro sorprendente en cuanto a las niñas y los niños. Ahora sé qué es lo que quiero transmitir cuando hablo de la infancia para poder proyectar el cambio de nuestra sociedad. Y a ti te ha sucedido, has sido madre o padre y has cambiado el punto de vista y de creencias? A mi personalmente ha sido una evolución hacia la empatía, supongo que si sigues mi trabajo te habrás dado cuenta de este cambio. Y con ello la gran diferencia de antes y después de ser madre.
Sin más dilación te dejo que eches una leída al siguiente fragmento escrito por mi hace más de diez años.

La mansión 22-01-06 by Agnès
Un grupo de personas llegan a una mansión en la cual una persona les está esperando. Esta persona les dirá que acaban de entrar en una mansión sin salida. También les presentará a dos hermanos, una niña de 5 años y un niño de 3 poco social sólo quiere ir con su hermana.
El dueño les muestra que misión deben cumplir dentro de la casa, salir vivos de la mansión con los niños.
Empiezan a buscar una salida por toda la casa sin éxito alguno, cuando vuelven a encontrar al dueño le suplican que les deje salir. El hombre asintiendo con la cabeza les acompaña hasta un coche, sin los niños, el cual va a conducir el mismo y sin ningún tipo de control. En el coche no tiene ninguna vía de escapatoria. El hombre les somete a un terrible viaje suicida, y de nuevo el grupo antes de salir de la finca de la mansión le suplican regresar a la mansión. Al llegar a la mansión el dueño de ésta vuelve a desaparecer y se encuentran al niño sólo, frente a su soledad el grupo intenta congeniar con él pero éste llora y se dirige directamente a una puerta la cuál tenía el aspecto de una puerta que no se abría desde hace mucho tiempo, el grupo abre la puerta y se encuentran el cadáver de la niña.


Publicar un comentario en la entrada