2/6/11

¿Por qué un 15-M? by El chojin

Hoy he escuchado una noticia que quizá pueda pasar un tanto desapercibida... resulta que la Comunidad de Madrid debe diecisiete millones de euros a los abogados que trabajan de oficio en su territorio. Yo sé que se lo van a pagar, lo digo completamente en serio y sin ninguna doble intención, pagarán. El problema viene cuando el consejero de turno ha aprovechado la polémica para decir que hay que revisar eso de que todo el mundo tenga derecho a representación legal gratuita. Según lo expliques puede resultar hasta lógico, desde la Comunidad se ha argumentado que ese servicio debe de ser solo para aquellas personas que demuestren que de verdad lo necesiten, es decir, que quien tenga dinero que pague por su representación legal, normal ¿No? Pues no, no, no y no. La sociedad española consiguió el derecho de que sus ciudadanos pudieran tener representación legal gratuita universal, y ahora ese derecho se pone en cuestión... ¿Alguien cree que si Florentino Pérez tiene un problema legal va a “aprovecharse” del sistema y usar un abogado gratuito? Hay una realidad clara, quien tiene dinero contrata a un abogado para poder tener alguien a quien exigir resultados porque para eso le paga -que, si lo pensamos, es exactamente lo que ocurre con los de oficio porque también los pagamos nosotros- Ahora, se dice que debemos demostrar que no podemos pagar un abogado por nuestra cuenta porque todos somos culpables -hasta que demostremos lo contrario- de ser unos gorrones que quieren burlarse de la sociedad usando gratis este servicio. Yo digo ¿Se debe legislar suponiendo que todos somos unos tramposos? ¿Así es como nos tienen que ver desde los parlamentos nuestros representantes?

Creo que vivimos en una sociedad en la que, desde las altas instancias, se nos argumenta el por qué debemos aceptar que nos recorten derechos. En los aeropuertos no nos dejan meter un bote de espuma de afeitar si alguien decide que es demasiado grande, y nosotros lo aceptamos. Nos llueve la noticia de que vuelve a subir el euribor como si fuera un desastre natural incontrolable ante el que solo podemos resignarnos cuando es mentira, el euribor no “sube”, el euribor nos los suben y nosotros nos los tragamos. La gasolina es más y más cara cuando cada vez el paro es mayor y encontrar trabajadores que cobren seiscientos euros mensuales ha dejado de ser una vergüenza para ser una suerte... El otro día estuve pensando algo. Imagínate a ti mismo recibiendo un cobro -imagina primero que tienes un trabajo remunerado, claro- sales a la calle con el dinero que has ganado en tu bolsillo, te acercas a una extraña a la que nos has visto en tu vida y se lo das todo sin que ella siquiera te lo agradezca ¿Qué motivo podrías tener para hacer eso? Ninguno ¿verdad? Pues bien, eso es exactamente lo que hacemos con los bancos, les damos nuestro dinero porque nos han convencido de que esa es la única opción, ellos lo cogen, lo invierten, generan más dinero y encima nos cobran comisiones cada vez que les da la gana. “No, pero los bancos ofrecen muchas facilidades” -eso dirá alguno- bueno... yo creo que no ofrecen nada que no redunde en que ellos ganen más y más. Nuestro dinero no es nuestro, es de los bancos, de hecho si quieres sacarlo un día en ventanilla, si el cajero te dice que no dispone de efectivo suficiente, tú te vas a tu casa con cara de tonto y sin un euro, punto.

En las pasadas elecciones solo hubo tres comunidades autónomas en las que no podíamos encontrar ningún político imputado en ninguna lista... no creo que esto necesite mucho comentario. Ningún político español aprueba en las encuestas y el misterioso CIS dice que los españoles ven a los políticos como el tercer problema más importante del país; es decir, el pueblo dice que ve como un problema a aquellos que, en teoría, deben sacarnos de los problemas.

¿Todavía hay que argumentar por qué la gente salió a la calle el 15-M? Me asombra que aún haya quien no entiende qué está pasando porque yo lo veo muy claro, lo que está pasando es que el pueblo está harto de ser tratado como ganado, que quizá no sepa -no sepamos- exactamente qué es lo que está mal, pero sabemos que esto está mal y que no existe un motivo por el que debamos seguir aceptando esta situación. Me encanta eso de “Indignados” porque creo que describe perfectamente la sensación que tenemos. Estamos indignados, no puedo saber qué va a pasar con las acampadas o cómo se canalizará toda esta energía, pero me da igual porque ahora sé que estamos despiertos, vigilantes y cabreados.

Sitio riginal Blog El Chojin
Publicar un comentario