20/12/15

Comer es un placer

Comer es un placer

Cuando mi bebé empezó a mostrar interés por la comida lo vi como un desarrollo madurativo. Es decir que la fase de exploración empezaba y le interesaba muchísimo lo que veía. Tenía claro que a los 6 meses de vida no iba a alimentar exclusivamente de alimentos sólidos. Así que opté por ofrecer variedad de alimentos en su totalidad saludables. La intención era que explorara colores, texturas, sabores y demás con los alimentos, pero su principal fuente de alimentación iba a continuar siendo la lactancia materna.
Con el paso del tiempo a su ritmo empezó a ingerir aquello que le apetecía, con la cantidad que sentía suficiente. Y claro está que lo que hoy le parecía interesante quizás mañana ya no lo fuese. No me preocupaba, seguía con la lactancia materna y le complementaba aquellos alimentos que le apetecían, como pollo, huevo, verduras y frutas.
Para mí es impresionante la capacidad que adquirido de pedir los alimentos que le apetecen y la cantidad sigue variando según su apetito. Y es que en definitiva el comer es un placer, es placentero sentir la necesidad de hambre y saber que la puedes cubrir con alimentos que tienes.

Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/espacioemocionalagnes/

Publicar un comentario