25/9/16

Sueño 7-11-08

Somos una familia muy unida con un secreto muy escondido... Somos vampiros y nadie debe descubrir este secreto. Sin embargo hay agentes de otras familias vampiros que vienen a capturarnos. Una vez sospechan de una familia les ponen a prueba mediante lucha entre los miembros de la familia. Por supuesto las que somos conscientes de que nos buscan y nos quieres capturar nos hacemos pasar por personas normales sin ningún tipo de fuerza especial. Pero al descubrir  a nuestra familia nos damos cuentas que es por una pequeña debilidad que tenemos. Es nuestro miembro más pequeño y a la vez más poderoso. Una niñita con cara angelical y gafas, parece tan vulnerable...
Nos retienen en nuestro piso hasta que cumplimos sus órdenes. En este caso intentamos evadirles diciéndoles que no tenemos nada de especial. Claro, anteriormente ya habíamos hablado con cada uno de nuestros miembros de la familia para explicarlo que no les pueden decir a nadie lo que somos realmente, ya que supondría la destrucción de nuestra familia.
Pero aunque nosotros no soltásemos ni prenda... la prueba final, la lucha entre miembros, iba a se la que realmente diera a conocer a los agentes quienes éramos.
La dulce niñita le toca luchar con la mamá y claro por naturaleza propia nos defendemos ante cualquier ataque y más si eres una niña inocente. Cuando la mamá va a golpear a la niña esta se defiende dando a conocer todo su esplendor.. es cuando se dieron cuenta de que éramos vampiros. Seguidamente todos huyeron exceptuando yo, que seguía manteniendo mi posición de human. Pero los agentes no me creían por lo que me seguían manteniendo arrestado y a partir de ahí me llevan de una lado para otro en busca del resto de mi familia. Siempre intentan sonsacarme si era vampiro o no. Y claro yo seguía en mis principios de engañarles, conseguir así que me volviesen a dejar libre. Intentaban que volase y yo negaba mi facultad de volar... "No puedo".
Pero mi temor era que me lanzasen por un precipicio, y claro ahí tenía dos opciones salvarme o que me matase estampado contra el suelo... una continúa angustia...
Agnès
Publicar un comentario