16/10/12

Resumen Antidieta

Ciclo I - Eliminación (4 A.M.-Mediodía):


Ya hemos aprendido que la digestión de los alimentos convencionales

consume más energía que cualquier otro proceso corporal. Sabemos también que

la

fruta es la que, para su digestión, requiere menos energía. De modo que es

sumamente benéfico que EL ÚNICO ALIMENTO QUE SE CONSUMA DURANTE EL

CICLO DE ELIMINACIÓN - si es que se consume alguno - SEA FRUTA O ZUMO DE

FRUTA. Cualquier otra cosa detiene el proceso de eliminación, y los subproductos

de los alimentos que deberían haber sido eliminados se agregan ahora a la carga

tóxica del organismo y a los kilos indeseables que cargamos. Por eso el éxito de

este programa (y nuestro éxito en cuanto a rebajar de peso) depende del consumo

exclusivo de fruta y zumos de fruta hasta el mediodía. Una disminución de peso

cómoda y segura depende de la eficacia del ciclo de eliminación, y si lo

saboteamos,

saboteamos nuestro éxito. NO COMER MAS QUE FRUTA Y NO BEBER MÁS QUE

ZUMO DE FRUTA HASTA EL MEDlODÍA ES EL ASPECTO MÁS IMPORTANTE DE

ESTE

SISTEMA. (Incluso si continúas bebiendo café o tomando suplementos vitamínicos,

no lo hagas durante el ciclo de eliminación, sino pasado el mediodía. Esto es

esencial.)

Ciclo II - Apropiación (MEDIODIA - 8 P.M.):

Después de las doce entramos en el diario período de ingestión. Si tienes

hambre, éste es el momento de comer pero hay que observar algunas reglas

importantes. Recuerda que la digestión consume más energía que ninguna otra

actividad. Se trata de comer una comida que no agote tus reservas de energía, por

más que exija cierta energía digestiva. (Véase la escala energética, en pag 195).

Esto significa adherirse al principio de la adecuada combinación de alimentos, para

que el procesamiento de esa comida no exija mas que un mínimo de energía

digestiva.

Ciclo III - Asimilación (8 P.M. - 4 A.M):

Una vez tomado el alimento, es hora de dejar que el cuerpo pueda extraer,

absorber y utilizar las sustancias nutritivas que contiene. La absorción no puede

producirse mientras el alimento no ha llegado a los intestinos. Una comida bien

combinada saldrá del estómago en tres horas aproximadamente, lista para ser

absorbida y asimilada Una comida mal combinada puede permanecer en el

estómago entre ocho y doce horas, o más. Procura comer lo bastante temprano

como para que el estómago ya esté vacío antes de que te acuestes. Una buena

noche de descanso (que, tantas veces como te sea posible, se inicie bastante antes

de medianoche) permitirá que tu cuerpo complete el ciclo de asimilación antes de

volver a entrar en la fase de eliminación, sobre las cuatro de la mañana.

Ahora que ya cuentas con estas herramientas y sabes los pasos que te

conducirán al éxito que buscas, antes de seguir adelante es importantísimo que

hayas entendido muy claramente...



Cuando se ingieren en una misma comida proteínas-carne, pescado, pollo, huevos o

productos lacteos- e hidratos de carbono-pan, arroz, patatas o pasta-, como suele hacer

prácticamente todo el mundo, la digestión ineficaz resultante provoca una seria acidez.



la proteína no se forma en el cuerpo comiendo

proteína. Sí, lo habéis leído correctamente. La proteína se forma a partir



de los aminoácidos contenidos en los alimentos.

El cuerpo humano debería durar ciento cuarenta años

La medicina

integrativa considera que cualquier enfermedad es potencialmente

reversible gracias al milagroso poder de autocuración del cuerpo,



la mayor amenaza a

nuestra supervivencia y a la de vuestros hijos no es ninguna arma nuclear

terrible. Es lo que vais a comer esta noche en la cena.

Por la mañana, cuando nos despertamos, tenemos mal aliento y, en

ocasiones, la lengua sucia porque el cuerpo esta en mitad del proceso de

eliminación de lo que no fue usado, de los desechos corporales.

Todas las exigencias nutricionales del cuerpo humano -todas las

vitaminas, los minerales, proteínas, aminoácidos, enzimas, carbohidratos

y ácidos grasos que existen y que el cuerpo humano necesita para

sobrevivir- se hallan en las frutas y en las verduras. Las sustancias que las

satisfacen son transportadas, gracias al agua contenida en esas frutas y

esas verduras, al intestino, donde son absorbidas.

Las vitaminas y los minerales a

los que me refiero, y que son aprovechables por el cuerpo humano, se

encuentran en abundancia en huertas y jardines, no en las farmacias.

Cualquier fruta es, en una proporción de entre un 80 y un 90 por ciento,

agua, agua que limpia y vivifica Además todas las vitaminas, minerales,

carbohidratos, aminoácidos y ácidos grasos que el cuerpo humano

necesita se encuentran en la fruta. La fuerza vital inherente en la fruta no

tiene parangón en ningún otro alimento.

LA FRUTA

NO SE DIGIERE EN EL ESTÓMAGO, Nl SIQUIERA EN UNA MINIMA PARTE.

CUÁNTO SE HA DE ESPERAR PARA VOLVER A COMER FRUTA DESPUÉS DE HABER

CONSUMIDO OTROS ALIMENTOS

Alimento

Tiempo de espera

Ensalada o verduras crudas

2 horas

Comida bien combinada, sin carne 3 horas

Comida bien combinada, con carne 4 horas

DESDE EL MOMENTO EN QUE TE DESPIERTES, A LA MAÑANA, HASTA

EL MEDIODÍA POR LO MENOS, NO CONSUMAS OTRA COSA QUE FRUTA

FRESCA Y ZUMO DE FRUTA



El sushi es siempre una mala combinación -carne con arroz, una

proteína con un almidón-, y es frecuente que se culpe al pescado crudo de

la aparición de parásitos intestinales en los seres humanos. Además, el

pescado crudo es un depósito de contaminantes industriales provenientes

del agua.



Los niños son la verdadera prueba. Poned un niño pequeño en un

parque de juegos, con una manzana y un conejito. Si el niño se come el

conejo y se pone a jugar con la manzana, pedidme lo que queráis.

el único efecto que la carne tiene sobre la salud es deteriorarla



A quien quiera seguir comiendo carne, me gustaría ofrecerle tres simples



consejos sobre como reducir al mínimo sus efectos negativos:

1) 1) Que sea de buena fuente. Algunas sustancias que se administran

a los animales destinados a la matanza son peligrosas, y entre ellas se

cuentan la penicilina, la tetraciclina, bolitas de residuos cloacales

descontaminados con cesio-137, desechos nucleares radioactivos, agentes

engordantes, y multitud de otras sustancias y antibióticos que mejoran el

animal para la venta. Eso, por no hablar del tratamiento químico que reciben

algunas carnes a las que rutinariamente se sumerge en un compuesto

químico para disminuir el hedor de la putrefacción y darle un color rojo en

vez del tono grisáceo de pescado viejo... o del polvo de cemento. Sí, ¡eso

mismo! La Nutrition Health Review informó en 1981 que algunos ganaderos

administraban a los bueyes destinados a la venta centenares de libras de

polvo de cemento para que pesaran más. Al enterarse de esto, un grupo de

consumidores se quejaron a la autoridad correspondiente y solicitaron que

esta pusiera término a la práctica. La respuesta, tras haberlo investigado, fue

que puesto que no se ha comprobado que a los seres humanos les haga

daño ingerir un poco de polvo de cemento, la práctica podía continuar

mientras tal cosa no se demostrara. ¿Os imagináis, intentando rebajar de

peso al mismo tiempo que estáis comiendo polvo de cemento? A mí no me

gusta la idea. Hay lugares que garantizan que la carne y los pollos que

venden son animales criados con pastos naturales y que no han recibido

absolutamente ningún aditivo químico. Vale la pena que el lector busque

estas fuentes y que si su carnicero no tiene ese tipo de carne que la pida.

2) Que intente no comer carne más de una vez por día. Si se consume

más de una vez, la enorme cantidad de energía necesaria para digerirla no

dejará energía suficiente para otras importantes funciones corporales, como

la eliminación. La única comida con carne debe hacerse a una hora tardía, de

acuerdo con la escala energética que aparece en la página 195. Y algunos

días, es preferible no comer nada de carne. Que el lector no se preocupe: al

día siguiente se despertará y probablemente, con más marcha que el día

anterior.

3) QUE LA CONSUMA EN UNA COMBINACIÓN ADECUADA, en ocasiones,

comeréis alimentos que no estarán adecuadamente combinados, pero

procurad que eso no suceda cuando una de las cosas que estáis comiendo es

carne. Bien combinada, la carne ya impone bastante esfuerzo al organismo;

mejor es no complicar 1as cosas.

Es menester tener en cuenta un último punto: la vitamina Bl2. Se supone

que si uno no come carne, terminará por tener una deficiencia de esta vitamina

¡Tonterías! ¿De donde la sacan los animales cuya carne comemos? La vitamina B12

se encuentra en muy pequeñas cantidades en las plantas, pero la forma en que el

organismo se la asegura es, principalmente, a partir de la que se produce en el

cuerpo. El estómago segrega una sustancia, llamada factor intrínseco, que

transporta la vitamina B12 creada por la flora intestinal. La cuestión de la vitamina

B12 es solo una parte del mito de las proteínas.

TODOS LOS PRODUCTOS LACTEOS, EXCEPTO

LA MANTEQUILLA, SON SUMAMENTE ACIDIFICANTES.

Cuando se piensa que mucha gente

consume café, té, gaseosas, alcohol, suplementos y sal día tras día, y que todo eso

debe ser excretado por los riñones, no hay por qué asombrarse de que anualmente

mueran tantas personas por fallos renales.



Recuerda que una saludable pérdida de peso es un aspecto importantísimo de la

desintoxicación.

DIARIAMENTE HASTA EL MEDIODIA PUEDES TOMAR TANTO

ZUMO DE FRUTA FRESCO Y COMER TANTA FRUTA FRESCA COMO DESEES.



ORIENTACIONES PARA EL DESAYUNO

1. Comenzad el día con zumo de fruta FRESCO si lo deseáis. Cantidad

recomendada: entre 250 y 400 gramos.

2. Durante la mañana, comed fruta cuando tengáis hambre.

3. Comed un mínimo de dos raciones de fruta en un período de tres horas.

4. La ingestión máxima de fruta debe regirse por vuestra necesidad. Comed tanto

como queráis, sin exagerar y sin quedaros con hambre.

5. Comed el melón antes de las otras frutas.

6. Comed plátanos cuando tengáis mucha hambre y os apetezca algo más pesado.



Orientaciones para un estilo de vida

-Recuerda que esta muestra de menús no es más que un ejemplo de cómo se

puede comer de acuerdo con los principios. En las recetas puedes cambiar los

ingredientes, si prefieres otros, o bien prescindir de los que no te gusten. No

siempre se especifican las cantidades, porque lo que recomendamos es que cada

uno coma lo que necesite hasta quedar satisfecho. Hemos confeccionado menús

ideales sin dejar por ello de estar seguros de que tu período de transición será tan

placentero como lo fue para nosotros el nuestro. Los estupendos resultados que,

como bien sabemos, alcanzarás sin dejar por eso de disfrutar de la comida, nos

dan

la seguridad de que no será frecuente que quieras volver a un estilo de vida menos

saludable.

-Siempre que puedas, usa fruta y verduras frescas, y cuando no dispongas de

ellas,

prefiere los congelados (es decir, conservados sin azúcar ni salsas).

-En la sección siguiente, las recetas están pensadas para la alimentación de una

familia, no solamente para quienes desean bajar de peso. Muchas han sido

probadas con niños.

-EN CUALQUIER OCASIÓN PUEDES SUSTITUIR EL MENÚ QUE SUGERIMOS (O QUE

TÚ TE HAYAS ORGANIZADO) PARA LA CENA POR UNA ENSALADA COMO PLATO

PRINCIPAL.

-Si tienes hambre, puedes comer fruta tres horas después del almuerzo.

-Si tienes hambre, puedes comer fruta tres horas después de la cena.

-Usa aderezos y condimentos preparados que no lleven aditivos ni conservantes

químicos, ni azúcar, ni glutamato, pues estos sólo agregan toxinas al cuerpo.



LA ANTIDIETA



-En los aderezos para ensaladas, evita el vinagre. Es un fermento que suspende la

digestión salival y retarda la digestión de los almidones (carbohidratos). Sustitúyelo

por zumo de limón.

-Evita el consumo excesivo de ajo y cebollas crudas, que pervierten las papilas

gustativas y son causa de que a uno le apetezcan las comidas pesadas.

-No consumas más que pan hecho con harina integral

-Cualquier almuerzo puede ser sustituido por fruta fresca o por una ensalada de

fruta fresca (sin azúcar).

-Si restringes el consumo de productos lácteos, recuerda que las nueces crudas son



una abundante fuente de calcio, especialmente indicadas para las mujeres que

quieran contrarrestar la pérdida de calcio normal al comienzo del ciclo menstrual.

-No hay inconveniente en que sustituyas los productos indicados por los que tú

elijas. Prefiere los productos regionales frescos a los congelados. El programa es

flexible para dar cabida a las diferentes disponibilidades debidas a razones

geográficas. MIENTRAS SE SIGAN RESPETANDO LOS PRINCIPIOS, CUALQUIER

VARIACIÓN ES ACEPTABLE Y DARÁ RESULTADO.

-Siempre puedes hacer una comida mÁs liviana de lo que está indicado, pero

procura abstenerte de hacerlas más pesadas. Pero, si siempre las haces más

livianas, es posible que el proceso de desintoxicación se acelere, con lo que corres

el riesgo de sufrir cierta incomodidad, de manera que procura atenerte lo mejor

posible a lo que sugerimos.

-Los tiempos de preparación aproximados para cada receta incluyen el tiempo de

cocción.

NO COMAS EN EXCESO!



El aguacate es realmente exquisito, y no es raro que cuando la gente

descubre que puede comerlo en la antidieta, se exceda y quiera comerse varios por

día. Recomendamos que no se coma más de un aguacate por día (y mejor medio)

y

por persona, porque mientras no se ha acostumbrado uno a incluirlo en la dieta, es

fácil excederse. Otro punto importante referente al aguacate es que, por más que

botánicamente sea una fruta, no se lo ha de combinar con proteínas, porque inhibe

la digestión de estas. Recordemos que se los puede combinar con almidones, como

el pan, para hacer un sandwich, o con arroz, en una ensalada. Es importante

señalar que cualquier vinculación que se establezca entre el aguacate y el aumento

del nivel de colesterol está totalmente infundada. El colesterol que debe

preocuparnos, y con razón, sólo se encuentra en los productos animales, jamás en

el reino vegetal. En momentos en que muchas prestigiosas organizaciones

sanitarias, como el Instituto Nacional de la Salud y la American Heart Association,

en los Estados Unidos, subrayan enérgicamente la extrema importancia de

disminuir

el colesterol en la dieta para reducir las afecciones cardíacas, eso es precisamente

lo que se consigue con el plan de comidas de la ANTIDIETA... y con ayuda de los

aguacates.

2 rebanadas de pan integral ligeramente tostado

2 o 3 rodajas gruesas de tomate

3 o 4 rodajas de pepino, cortadas a lo largo

Varias rodajas de aguacate

Lechugas o brotes

Mayonesa, mostaza o mantequilla

Para hacer el sandwich, para una persona, usa el pan, los condimentos y

varias rodajas gruesas de aguacate, tomate y pepino, solas o en cualquier

combinación, coronadas por un generoso puñado de brotes de alfalfa, con o sin el

agregado de lechuga. Cuida de no comer más de uno de estos sándwiches por día.

Leche de almendras frescas

1/4 taza de almendras crudas

1 taza de agua fría

2 cucharaditas de miel (optativo)

Las leches de nueces y semillas se usaron durante siglos en Europa y Asia.



También las usaban los indios norteamericanos, y aún hoy constituyen, en el

mundo

entero, un sustituto fácilmente digerible de la leche de vaca. La leche preparada

con

almendras o semillas de sésamo es una fuente excelente de calcio fácil de asimilar,

y además, es deliciosa.

Blanquea las almendras hechándolas en una sartén grande con 2-3 cm de

agua hirviendo y dejándolas hervir durante unos 30 segundos, con lo que la piel se

aflojará visiblemente. Escúrrelas y quítales la piel (con la presión de los dedos, la

almendra saltará). Pon las almendras blanqueadas en la licuadora, con una taza de

agua fría, y hazla funcionar a gran velocidad durante 2 ó 3 minutos, hasta que se

forme una leche blanca y espesa. Si vas a beberla sola, cuélala en un colador fino.

Si ha quedado mucha pulpa, es que no la has licuado el tiempo suficiente. Si vas a

usar la leche en un batido, no hay necesidad de colarla.

Los batidos son ideales para terminar un día exclusivamente de fruta, pero no los

recomendamos en ninguna ocasión en que se haya comido, además, alimentos

cocidos.

Conclusión

Durante los últimos 15 años hemos hecho un enorme esfuerzo por

perfeccionar este sistema. Es obvio que no se trata de un régimen para ir,

alternativamente, tomando y dejando. Su propósito es ponerte, lector, en armonía

con tus necesidades fisiológicas y con los ciclos naturales de tu cuerpo, y enseñarte

una manera de comer que lleve a un óptimo funcionamiento de ambos. Con esta

información, siempre podrás controlar tu energía y tu peso.

Si no has alcanzado todavía el peso que quieres tener, puedes estar seguro

de que lo conseguirás si sigues combinando correctamente las comidas, cuidando

de que tengan un alto contenido acuoso y no comiendo nada más que fruta

durante

la mañana. Sigue adelante, que estás en el proceso de hacer de la antidieta un

verdadero estilo de vida. Si continúas haciendo lo que te hemos enseñado,

seguirás rebajando de peso, y esa pérdida se mantendrá, porque dispondrás de

mayor energía y estarás más sano.

Si quieres acelerar tus progresos, modifica el programa y da preferencia a los

días en que sólo se come fruta durante toda la jornada, y a la noche una ensalada

como plato único; esos son los días en que obtendrás un máximo de pérdida de

peso. Pero has de tener presente dos indicaciones muy importantes: primero, que

los alimentos concentrados (proteínas y carbohidratos) deben estar

adecuadamente

combinados y no superar el 30 % de la ingesta diaria de alimentos, en ningún

caso;

segundo, que la fruta es, sin lugar a dudas, tu mejor amiga en cuanto a la

conservación y al cuidado de tu cuerpo. Correctamente consumida, y en la

cantidad

suficiente, la fruta te dará la seguridad de que jamás volverás a tener un problema

de peso.

El rasgo más importante de esta manera de encarar la alimentación es el

hecho de que se trata de un estilo de vida, no de un conjunto de reglas dogmáticas

a las que hay que adherirse memorizándolas. Y esto te da la posibilidad de

participar en la medida que te interese a ti, personalmente. Puedes escoger los

aspectos de la antidieta que te parezcan más atractivos; si hay algunos que te



impresionan como de sentido común, y crees que puedes utilizarlo sin que te

sientas presionado, comienza por ellos. Si vas haciendo algo, sin perder de vista tu

objetivo, por más pequeño que sea ese algo, si lo haces todos los días irá creando

el impulso suficiente para mantener la pelota en juego y, en última instancia

conseguirás tu objetivo, y te habrás convertido en una persona feliz y más sana. Lo

que importa es la dirección, no la velocidad.
Publicar un comentario