19/10/16

Alfonso - Comunicado de un hermano de otra estrellas

Alfonso
Comunicado de un hermano de otra estrellas.
El consolador a los terrestres.
Quien tenga oído que escuche.
Hombre de la Tierra.
Dios Padre cuya voluntad es que hombres de toda clase sean salvos de sus gritos de desesperación y de sufrimientos, sonríen abiertamente escondiendo sus penas y las torturas de las injusticias de los potentes de vuestros países. Y luego quieren entran en el reino de los cielos, pero eso no es posible. Cuando los valores de la corrección y la buena voluntad faltan, el desorden es inevitable, la culpa recae sobre vosotros que lleváis la delantera, porque, en verdad, no queréis oír no queréis ver. ESTE MENSAJE DEBE SER CONSIDERADO COMO UN ACTO DE AMOR, PARA IMPEDIR LA REPETICIÓN de no repetir los errores del pasado. Nosotros estamos, a menudo, forzados a impediros, lo que es malo. Cuando los hombres son movidos por inclimaciones justas desde adentro, de ninguna manera se les restringe o estorba por leyes escritas. Una vez que hayáis alcanzado la perfección, haréis lo que es correcto porque optáis por amar lo que es correcto. Toda la guía que se necesite se resumirá en el mandamiento sencillo de ejercer justicia y amar la bondad y ser modesto al andar con Dios. Debéis esforzaros por estar tan cerca de la norma perfecta de cristo como sea posible. Los grados de iluminación son hábitos de conciencia. Cuando más penetréis en las hermosas leyes de Dios con la correspondiente vida legítima, tanto más os cambiaréis a vosotros y a vuestra estructura terrestre, ya que la ley de Dios no sólo actúa en la Tierra, sino también en vosotros los hombres.
Muchos de vosotros parecéis muertos, sin ambición, sin energía, sin vitalidad, sin interés, sin vida. Estáis como petrificados. Despierten un poco y den señales de vida. No se trata aquí de dar vida a un cadáver, sino de que el dormido despierte activo, alegre, lo que se necesita en un despertar general.
Tenéis ojos para ver y oídos para oír y no podéis ignorar que los apoyos de vuestra existencia vacilan.
Vosotros no podéis percibir lo que nosotros percibimos y desconocéis todo el mal que gravita en el mundo y sobre cada uno de vosotros. Bello fue el mundo desde el principio y más bello debería serlo sólo con cuidarlo.

Vuestra perversa conciencia ha transformado el más bonito planeta del sistema solar, en un vertedero de suciedades. Habéis transformado vuestra residencia cósmica en una tumba destinada a terminar para siempre con todo hábito vital. Vosotros debéis alimentar, principalmente, la paz entre los pueblos y todo lo que es útil para una buena preparación de "avatar cristo", los que amáis a Dios y a los hombres y odiáis lo que es malo. Dios ya ha propuesto para sus hijos la instauración del reino prometido.
Pues vengo yo os digo, "Felices son los que están conscientes de su necesidad espiritual, puesto que a ellos pertenece el reino de los cielos".
Dios está usando a los hombres de este planeta tierra por medio de ángeles y anunciar a los hombres, tenéis que daros aun más confianza, y más amaros, y no ser creídos, envidiosos, celosos y dejar que cada hombre realice su labor sin que nadie le ponga un stop, siempre y cuando la labor sea para bien. Y tenéis que se más inadvertidos. Que cada uno haga un buen examen de conciencia la oferta ha sido dada a todos y cada hombre tiene la libertad de aceptar o de rehusar. Os recomendamos, en fin:
Dios que es padre de todos los hombres, no quiere estas diferencias porque son injustas. Los hombres no quisieron el don más grande recibido por los Dioses. el amor entre los hombres. Dios creí este mundo para la felicidad de todos. Los egoísmos han puesto así de mal las cosas. Jesús, enviado por Dios padre, os ha dado su evangelio para animaros a construir entre todos el "puente de la amistad" nosotros somos vuestros hermanos y no nos agrada ser considerados como seres que deben ser adorados o rezados, sino simplemente amados con el corazón y el alma, así como nosotros amamos y como Jesucristo amó y ama, nosotros somos los hijos de la luz y del amor y los portadores de la justicia divina de la paz universal fraterna. Nosotros no somos otra cosa que los instrumentos de aquel que es. Transmitid os ruego el mensaje. Esparcidlo, en diarios, revistas, radio y otros medios de difusión, de esta forma en un día próximo, podré venir y darte otro mensaje, nuestros mejores deseos de paz, y un próspero 2008 ¡Paz!¡Paz! en Dios y en vuestros corazones.
Alfonso Divulgador del mensaje.
Publicar un comentario