27/5/14

Un cachito de mi: cuatro en casa

Durante el embarazo, no me paraba de preguntar con seria tener un bebe en casa y mi hija de 5 años. Intentaba no agobiarme ni crear expectativas sobre como seria. Tengo la facilidad de querer tenerlo todo organizado. Pero esto es diferente, ya que la presencia emocional me hace de guía en estos momentos y hacer una lectura de lo que necesitan los de mi alrededor. 

Voy por partes. Mi hija seguía tomando pecho durante el embarazo, al final del embarazo, casi diría yo que el ultimo mes, fue a mayor las tomas que hacía, me reclamaba mas a menudo. Supongo que tenia que ver con mi poca movilidad y que ya se olía que se acercaba el momento de la llegada del bebe.
Decidí que no me importaba que mamase cuando llegase mi hijo. Y así lo hice. Ahora mi hijo ya tiene una semana y desde que estamos en casa, al segundo día de nacer (me hice el alta voluntaria, tenia ganas de estar con mi familia y mi CASA), mi hija ha estado como unos tres días intensivos cada vez que veía a mi hijo mamar ella también quería. Yo le daba aunque si que le decía que tenia que ser de cierta forma. Normalmente estaba mi hijo presente así que le decía que si le molestaban los pies pues tenia que esperar a que acabase, sino de ladito no le molestaba. Esto de mamar parece ser que se ha acabado cuando la leche ha empezado a salir como cascada. Vamos que hemos estado sobre tres días así :D
Por otra esos días quería ser un bebe, que le diésemos de comer, vestirla, acompañarla al baño. Una vez mas muestra de que tenemos que seguir cuidándola. Y así hacemos, tanto su padre como yo. A día de hoy sigo siendo consciente de que necesita nuestra cercanía, cariño y cuidado. Y soy feliz por ver que mi pareja y yo se lo podemos hacer llegar. Pero hay momentos en los que me siento culpable. Me viene a la mente pensamientos como: "seré capaz de estar a la altura con los dos??, tengo miedo de que se sientan dejados de lado". Y enseguida que me escucho me libero de la culpabilidad, esta era una decisión complicada "tener un segundo hijo", pero fue una decisión consciente, por lo que reformulo los pensamientos a: "voy a estar presente en cada momento y sino puedo compensare".
También quiero comentar el ENTORNO SOCIAL. Es un horror, con un hijo te viene de sorpresa y te inundan las dudas, "lo estaré haciendo bien o no", "seré buena madre?"... Pero con un segundo hijo, viene la defensa de el primer hijo. Me explico:
Lo primero que parece ser que el bebe tenga un imán de atracción y mi hija mayor un imán repelente. La mayoría de las personas se acercan a ver como esta el bebe y dejan de lado el como esta mi hija. Respuesta de mi hija, no quiere que vean a mi hijo. Comprensible. Así que toca defenderla. Marta esta aquiiii!!
Luego también hay personas que se acercan a mi hija y le pregunta: "Cuidas a tu hermanito??". La cara de sorpresa es para alucinar. Y toca de nuevo defenderla. Mi respuesta: "al bebe lo cuidamos mama y papa y a mi hija también." 
Y mas que me he dado cuenta que he hecho por inercia aunque ya lo he cortado. Empecé comparando a los dos. Wow!! Mas horror!!! Así que decidí si preguntan contesto, y nada de recordar como lo hacia mi hija. Pues no hace falta, cada uno es de una forma :D
Tengo que decir que aunque me parezca una tarea muy difícil se que podre estar presente en cada momento y poder gestionar lo que a mi hija e hijo les suceda a nivel emocional :D
Publicar un comentario