6/2/14

Preparación y aplicación de plantas curativas

Las plantas medicinales se emplean individualmente o en mezclas, y pueden ser administradas de manera interna (es decir, por vía bucal) o externamente, en este caso aplicadas sobre la epidermis (baño, cataplasma, compresa, emplasto, crema, pasta, polvo); introducidas en los orificios del cuerpo (nariz, oído, cavidad bucal, saco lagrimal, etc.), respiradas (inhalaciones). En el uso externo casi siempre van acompañados de otro que sirve como vehículo.
Para utilizarlas por vía bucal, se preparan aceites medicinales, extractos, cocimientos, envasadas (en polvos, tabletas, cápsulas, etc.), esencias, fluidos, infusiones, jarabes, productos macerados, tisanas, tinturas, vinos y licores, zumos, jugos, de los cuales los más usados son: extractos alcohólicos, cocimientos, infusiones, jarabes, tisanas y vinos y licores medicinales; los otros no se preparan en forma casera, sino industrialmente). De los de uso externo, podemos mencionar los baños, cataplasmas y compresas; para ser introducidos en los orificios en general los productos preparados de igual modo como los de empleo bucal; para inhalación se los utiliza solamente en forma de vapor.

El resto de información en Ecoagricultor
Publicar un comentario