10/1/14

Jornada de Educación en Almansa: Educar para Ser. 15 y 16 de Febrero




(...) España no es ajena al movimiento que propugna una escuela distinta, con raíces en los niños y niñas como seres individuales a los que ha de atenderse y educar de una forma distinta, más participativa, más sostenible y, en definitiva, más humana. 

 
“EDUCAR CON CO-RAZON: SIENDO LO MEJOR QUE PODEMOS LLEGAR A SER”
Sin negar la necesidad de reformas estructurales, organizativas y de contenidos, la mayor urgencia, según José María Toro, apunta a una auténtica y real revolución educativa, profunda y vital, de concepciones de base fundamentales, de modos y maneras, de actitudes y valores… que hagan frente y desenmascaren, de una vez por todas, la tremenda falacia que se esconde tras tanto tecnicismo, tras tanta verborrea y burocracia y tras la más creciente fascinación y endiosamiento de las nuevas tecnologías.


“EDUCAR A ASTROS CON LUZ PROPIA: TRASCENDIENDO LA ENSEÑANZA EN AUTORIDADES”
Hasta ahora la educación ha contemplado a los hijos y alumnos como planetas que han de orbitar “el sol de las creencias culturales”, como seres sin sabiduría propia, como súbditos de un futuro en vez de como creadores del mismo. El alumno se sitúa por debajo de las autoridades que a lo largo de los siglos han ido creando la cultura, contemplándole como una persona a la que fundamentalmente hay que instruir, sin percatarnos que con ello le hacemos renunciar a su propia creatividad en el proceso de aprendizaje, y lo que es más grave a renunciar a sentirse creador de su propia vida. Para revertir este proceso es necesario contar con el mundo interior del educando sin manipularlo, es decir, introducir el autoconocimiento en la enseñanza.

Carlos González Pérez


Inscripción:
30€ (antes del 7 de Febrero 2014)
40€ (desde el día 7 al 15)
20€ parados, jubilados, estudiantes, familias numerosas y socios.

El ingreso ha de hacerse en la cuenta de
La Caixa  2100-1589-54-0100486905
anotando en concepto
"Jornadas Educar para Ser" CIF G02544591
Publicar un comentario en la entrada