9/11/14

Tapón EMOCIONAL: ¿chupete o teta?

Justo ayer volví a escuchar el tema del chupete(en un curso que estoy haciendo con Hendrik), y ya hacía dos semanas que había tenido este pensamiento:


El chupete como tal fue inventado para la función de succión del bebé. La succión es fundamental en la primera etapa de la infancia para el bebé, pues con la succión obtienen placer, bienestar, consuelo y si la succión es en el pecho o biberón pues alimento nutritivo.
Acepto que la mujer es libre de elegir que tipo de lactancia quiera para su criatura. Yo he optado en las dos ocasiones lactancia materna, me siento segura, confiada, tranquila dándoles el pecho.
Y en cuestión del chupete lo he descartado en las dos lactancias, prefiero que obtengan el resto de necesidades que nutren emocionalmente a través del pecho, que además aporta contacto, calidez, cercanía, cariño y por supuesto un enamoramiento mientras nos miramos a los ojos. 

Es verdad que si se ha elegido una lactancia con biberón es fundamental cubrir el resto del tiempo que no se alimenta nutritivamente el uso chupete, siempre y cuando se consiga contacto, calidez, cercanía, cariño y por supuesto un enamoramiento mientras nos miramos a los ojos. 
Ahora quería comentar que me produce al ver un chupete en un bebé, sobre todo cuando un bebé llora (miedo, angustia, soledad, enfado, ...) y su mamá (o cuidador principal) le mete un chupete y se lo sujeta hasta que el bebé resignado (es mi percepción) lo empieza a succionar para el autoconsuelo, y sobretodo esto me produce mucha pena cuando el bebé está en un carro o cunita y se tiene que conformar con la succión del chupete.
La cuestión que lanzo es, si fuerais vosotros esos bebés en una cunita y os meten un chupete, como os sentiríais?? Yo me sentiría abandonada, desolada, ignorada, resignada, triste, y creo que ya. Con lo cual solo me quedaría el autoconsuelo y a la larga aprenderé que no puedo contar con la otra persona o tendré dificultades para cubrir mi necesidad de apego, conexión, cariño, consuelo, proximidad, unión. 
Pero también se me ocurre otra situación aunque no la he vivido con éxito: Intentar hacer lo mismo, es decir, cuando el bebé llora darle automáticamente el pecho para consolarle, es verdad que a veces lo coge (en mi caso hablo, claro), pero muchas otras ocasiones cuando está enfadado, tiene daño o se ha asustado, por ejemplo, no acepta el pecho como consuelo, pues quiere otro tipo de conexión con la madre o cuidador principal: movimiento, caricias, cariño, calor, ... Y esta situación es más difícil de tapar emocionalmente con el pecho, ya que el bebé como defensa cierra la mandíbula y la presión de ésta en el pecho tiene que doler mucho. Aunque si esto sucediese y el bebé se resignase con el pecho se consigue el mismo resultado que con el tapón emocional del chupete. Vamos que hay que utilizar la opción que más acorde esté con una misma y escuchar la llamada del bebé desde la parte emocional :D
Que pensáis vosotr@s?
Publicar un comentario